Menu Button

Bakú: la ciudad del viento a orillas del mar Caspio

Bakú: ánimo eufórico en el Cáucaso

Los persas la llamaban bad kube, la ciudad de los vientos. Bakú, situada a orillas del mar Caspio y dentro de la legendaria Ruta de la Seda, siempre ha sido una ciudad que, por su importancia, destacaba enormemente por encima del resto de la región. Desde esta antigua ciudad mercantil, punto nodal del comercio entre Oriente y Occidente, pueden contemplarse las montañas nevadas del Cáucaso. Y Azerbaiyán, con su capital Bakú, sigue siendo hoy en día un puente para el comercio con Europa Occidental.

Paseando por las sinuosas callejuelas del casco histórico, declarado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO, los palacios y bazares, las mezquitas y fortalezas que nos rodean nos hacen sentir protagonistas de historias como las de las mil y una noches. Con un poco de imaginación, puede sentirse incluso un soplo de esos tiempos pasados. Fuera de ese remozado centro histórico, la ciudad tiene un aspecto bien distinto. Hace un siglo, los barones del petróleo edificaron aquí magníficas mansiones para su uso particular, creando un escenario nuevo, también como sacado de un cuento. Hoy en día, no obstante, el panorama urbano está dominado por rascacielos futuristas. El conjunto formado por las tres Flame Towers, terminadas en 2012 y que se caracterizan por sus líneas curvas, es posiblemente uno de los iconos arquitectónicos de nueva construcción más populares de Bakú.

Lufthansa opera seis vuelos semanales (diariamente excepto sábados) de Frankfurt a Bakú.

Ir a la ciudad del mes

Publicado: