Menu Button

Bueno para las empresas y los empleados: los viajes bleisure

El término ‘bleisure’, una combinación de ‘business’ (negocios) y ‘leisure’ (ocio), se acuñó en 2009 para describir la ampliación de un viaje de negocios por motivos de ocio. En la actualidad, el bleisure es una práctica habitual en numerosas empresas, mientras otras siguen mostrándose reticentes a la hora de adoptarla en su actividad cotidiana. En este artículo explicamos por qué merece la pena incorporar esta nueva forma de viajar a la cultura empresarial.

 

1. Un mayor equilibrio entre trabajo y vida privada

A menudo, las personas que trabajan disponen de escaso tiempo libre para familiares, amigos y para sí mismos. La posibilidad de combinar viajes de ocio y de negocios puede aumentar su bienestar de forma considerable. Por un lado, se sienten valorados y, por otro, regresan de sus viajes con energía renovada y dispuestos a asumir nuevos proyectos. Esto también resulta beneficioso para la empresa, que podrá alcanzar sus objetivos más rápidamente gracias al mayor rendimiento del empleado.

 

2. Atractivo para nuevos empleados

Ofrecer a los empleados la posibilidad de alargar su viaje de negocios para pasar algún tiempo con la familia, por ejemplo, mejora la imagen de la empresa. Esto puede ser un incentivo para personas en busca de trabajo, a la hora de elegir una empresa u otra.

 

3. Optimización de gastos

Reservar vuelos en fechas poco habituales para viajes de negocios, es decir, fuera de temporada alta, puede contribuir a reducir los gastos de viaje. Los hoteles y otros servicios, por su parte, a menudo ofrecen promociones y programas de fidelización reservados en exclusiva a turistas.

 

4. Aumento de la lealtad del empleado

Los millennials e integrantes de la generación X, en particular, suelen cambiar de trabajo de forma más frecuente. El bleisure es uno de los métodos más eficaces para reducir los movimientos de plantilla dentro de la empresa porque, cuando un empleado se siente valorado, su lealtad hacia la empresa aumenta.

 

Pero sin duda, el aumento del ocio no es la única solución para potenciar la satisfacción del empleado a la hora de viajar. Unas clases de servicio más cómodas, el acceso a las lounges del aeropuerto, Internet a bordo y otras muchas ventajas pueden mejorar la experiencia en viajes de los empleados.

Publicado: