Menu Button

Nuevo, moderno e innovador: el A350 de Lufthansa

Lufthansa apuesta, con el A350-900, por un avión para vuelos intercontinentales particularmente moderno y ecológico: el consumo medio de queroseno es de 2,9 litros por pasajero cada 100 kilómetros de trayecto aéreo, es decir, un 25% más reducido que el de otros aviones similares. De este modo se reducen también una cuarta parte los gases de efecto invernadero. El avión está compuesto en un 70% por materiales de última generación. Esto implica una mayor resistencia frente a la corrosión y una reducción adicional del peso.

Los motores XWB de Rolls Royce del A350 figuran entre los más eficientes utilizados en la actualidad en aviones de pasajeros de gran capacidad. Además de la reducción del peso, generan también una huella acústica un 50% más baja.

Hasta mediados de la próxima década, Lufthansa tiene previsto modernizar toda su flota para vuelos intercontinentales. Tan solo a través de esta medida se logrará ahorrar un total de 500.000 toneladas de carburante al año. Esto supone una reducción de 1,5 millones de toneladas de CO2.

Publicado: