Menu Button

¿Nuevos negocios en los EE.UU.? Cómo causar una buena impresión

Para quien desee establecer contactos comerciales en los EE.UU., resulta recomendable que conozca previamente las costumbres locales. A continuación le ofrecemos siete consejos prácticos que le ayudarán a dejar una buena impresión en sus socios estadounidenses desde el primer instante.

 

1. Sea puntual

‘El tiempo es oro’. Para los estadounidenses, esta afirmación es sagrada: la eficiencia y la puntualidad son cruciales. Llegar puntualmente a una cita demuestra respeto hacia su socio desde el principio.

En los EE.UU., el mundo de los negocios está fuertemente centrado en la consecución rápida de objetivos, por lo que cualquier pérdida de tiempo, por muy pequeña que sea, puede resultar irritante. Incluso en el momento de presentar sus propias ideas, en los EE.UU. es más efectivo centrarse en resultados rápidos, a corto plazo, que en complejos procesos a largo plazo.

 

2. Sea flexible

Los empresarios estadounidenses están orientados a los resultados, por lo que conviene ser flexible, especialmente cuando hay que fijar un horario. Reuniones a primera hora de la mañana o última hora de la tarde pueden ser habituales. Incluso aunque esté en otro continente, puede tener que ajustarse a los horarios comerciales estadounidenses.

 

3. Vaya directamente al grano

En los EE.UU., la gente de negocios suele ser amable y respetuosa, pero prefieren negociaciones claras, concisas y directas, con preguntas y respuestas breves y precisas. Una actitud dubitativa o insegura puede dar una imagen de persona poco fiable. Así que, a la hora de presentar su producto o servicio, no se pierda dando rodeos y limítese a exponer los aspectos esenciales. Los cumplidos siempre son bien recibidos, pero también conviene evitar demasiadas críticas directas.

 

4. Evite el contacto físico

En el mundo de los negocios estadounidense, no son habituales los saludos que impliquen un contacto físico, como p. ej. abrazos o besos en la mejilla. Un apretón de manos firme y seguro es más que suficiente. También es recomendable mantener cierta distancia del interlocutor, para que no tenga la sensación de que invadimos su espacio. No obstante, las relaciones personales y un buen entorno organizativo sí son importantes para los estadounidenses. Las comidas, cenas, reuniones informales y encuentros entre compañeros para estrechar lazos no son algo inusual.

 

5. Dele preferencia a una vestimenta formal frente a una informal

Hacer negocios en los EE.UU. puede implicar tener que reunirse varias veces con cada cliente potencial. Por lo que se refiere a la ropa elegida, suele ser mejor vestir de manera formal y elegante.

 

6. Aprenda a jugar al golf

En las reuniones de negocios, hablar puntualmente sobre golf (u otros deportes) no suele ser nada raro. Jugar al golf mientras se delibera sobre temas contractuales o de negocios es una práctica bastante habitual.

 

7. Tarjetas de visita

En los EE.UU., el intercambio de los datos de contacto suele tener lugar en el momento de planificar una reunión posterior. Las tarjetas de visita casi siempre se aceptan. Puede ocurrir, no obstante, que su interlocutor se guarde su tarjeta en el bolsillo, sin mirarla, y no le ofrezca ninguna a cambio. Se trata de un comportamiento normal y completamente admisible.

Publicado: